Dejo bien abierto el hoyo de mi guarra compañera de trabajo que no dejaba de gemir como puta cuando le entraba hasta los huevos.
DESCARGAR VÍDEO
REPORTAR
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando…
Dejo bien abierto el hoyo de mi guarra compañera de trabajo que no dejaba de gemir como puta cuando le entraba hasta los huevos.

Mi compañera de trabajo es toda una golfa, que se la pasaba buscando verga meneando su culito goloso de un lado a otro debajo de su faldita de zorra, que me ponía tieso el palo cada vez que pasaba. No aguanté más y un día me la llevé al motel para darle un cogida salvaje y le metí la verga sin piedad, abriendole el hoyo como la puta que es mientras le apretujaba sus chichotas con fuerza, a ver si a la golfa le quedaban ganas de seguir buscando palo. Pero es tan puta que siempre viene por más.

Ver comentarios

Comentarios