Mi mujer es una golosa que no se conforma con un sólo chorizo y quiere llenarse la papaya de dos vergas a la vez.
DESCARGAR VÍDEO
REPORTAR
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sé el primero en votar)
Cargando…
Mi mujer es una golosa que no se conforma con un sólo chorizo y quiere llenarse la papaya de dos vergas a la vez.

La ballena de mi mujer es una golosa en todos los sentidos y el sexual es el mayor. Aunque no esté bien buena si coge bien rico y le entra a cuanta pendejada sexual se nos ocurra. Desde el sexo rudo hasta la onda swinger, es toda una putita abierta a experimentar cosas nuevas. Esta vez la compartí con mi vecino que siempre se quedaba viendo su gordo culo cuando ella salía a tender ropa. Lo invitamos a cenar y comenzamos a fajar y a meternos mano enfrente suyo hasta que se calentó y le entró al desmadre. Terminamos haciendo un II romano en su panocha caliente de mi vieja, que gritó y gimió como toda una puta profesional mientras dos vergas alimentaban su hambre de leche de macho cabrío.

Ver comentarios

Comentarios