La zorra de mi jefa me acosa mandándome vídeos en los que dedea bien sabroso su rajita estrecha desde que cochamos en la oficina.

Nos quedamos haciendo solos el inventario y yo estaba recaliente porque mi esposa no me había deslechado en dos semanas, así que fui cayendo en sus jueguitos de seducción en los que me dejaba ver sus chichis bajo el escote o me arrimaba su culote a mi entrepierna. Traté de aguantar pero uno es hombre y cuando la verga comenzó a lastimarme de lo dura que estaba, la arrinconé contra la pared, la puse de espaldas, le bajé el pantalón y se la dejé ir toda para bajarle lo puta. Pero para mí sorpresa la golfa ya estaba bien mojada y entre más duro la serruchaba más fuerte gemía. Acabé por chorrearme adentro de su panocha y me fui para mí casa. Pero ahora la putita me manda estos vídeos a todas horas y me excitan un chingo, pero no quiero perder a mi esposa, ¿qué hago?


MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS