Mi hermana me hace olvidar a mi ex meneando bien rico las tetas mientras mueve sabroso la cola para ensartarse hasta el fondo mi verga.

La única vieja con la que había cogido me dejó por otro wey y yo estaba de la verga. Tan jodido estuve tanto tiempo que mi hermana se acercó a hablarme y le confesé que lo que más extrañaba era el sexo caliente con una morra. Ella comenzó entonces a desabrocharse la blusa, dejando al descubierto sus perfectas tetas blancas y dijo “si te levanta el ánimo entonces…”. No la dejé terminar la oración cuando me paré a meterle una mano en su chocho caliente mientras mordía con fuerza sus pezones erectos y la oía gemir de placer. La cogidota que le pegué me dio tanto placer, la culeada a su cuerpo de diosa estuvo tan rica, que al fin pude olvidar a mi ex.


MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS