Putita cajera del Chedrawi ganándose el puesto de supervisora. Mejor ni le digo que yo ya ni trabajo ahí porque me capa con la lengua

Cuando trabajaba como gerente me la pasaba de tienda en tienda enamorando cajeras prometiéndoles el mundo. A esta zorrita le conseguí el puesto de cajera a cambio de que me dejara ver sus tetas. Ahorita un año después me la encontré en la calle y me reconoció, en chinga me dijo que quería un puesto más grande y que la paga que me daría sería más grande, sus nalgas bien abiertas. Mejor ni le digo que ya no trabajo ahí


MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS