Ya me había corrido en su panocha, pero siguió moviendo el culo tan rico pidiendo más verga que terminé deslechándome dos veces más.

Conocí a esta morra en Tinder. Ella estaba en busca de marido que le llenara el chocho y yo en busca de hembra que me secara los huevos. Nos fuimos de motelazo porque ambos somos casados, y creo que a la vieja no se la habían cogido en años porque se ensartaba mi palo salvajemente, se movía como toda una golfa de Sullivan y me dio una rica deslechada. Estaba a punto de incorporarme cuando siento que mueve muy suavemente su culote, apretando con fuerza el chocho y siento como mi verga, aunque sensible, seguía bien dura y con ganas de seguir cogiéndose a semejante pedazo de hembra. La putita sabía lo que hacía y consiguió volver a deslecharme, me dejó bien secos los huevos, como una auténtica puta.


MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS