El delicioso culito moreno, obediente y sumiso de mi compañera de la chamba se ha vuelto mi adicción

1 min 2 secMuy Zorras
Descripción

Todo en el almacén decía que Yolanda era tortillera porque
las viejas casi nunca hacen ese tipo de trabajos, además de que la chava sabe
poner en su lugar a los vatos y no tiene miedo de ponerse al tú por tú con esos
cabrones. Pero un día la invité a salir y reaccionó con ternura como el resto
de las viejas, aunque eso sí, nos fuimos por unas chelas y la vieja aguantó
bastante antes de ponerse cachonda. Pero una vez que empezamos a fajar, me
confesó que le gusta sentirse usada, sometida y la puta de un macho que la
clave sin piedad, así que empecé a nalguearla con fuerza mientras la embestía
por detrás sin piedad y ella gemía “así papi, sométeme, hazme tu puta”.