La perra de mi sobrina me consiente más rico con su culote sabroso que mi misma vieja.

33 minPornhub
Descripción

Resulta que durante las vacaciones de navidad, cuando se
quedó unos días en la casa, la puta de mi 
sobrina nos espió a mi señora y a mí mientras yo preñaba la conchita de
su tía. Más tarde y envalentonada por unas chelas, la perrita me confesó que comenzó
a dedearse en su cuarto cuando escuchó los gemidos de mi mujer ahogados por la
sábana que mordía para no gritar y despertar a toda la casa, pero no aguantó
las ganas y se puso a espiarnos por fuera de la ventana con sus dedos
jugueteando su pepita hasta que se chorreó al mismo tiempo que mi vieja. Por
eso la putita decidió convertirse en mi amante desde ese día, por la envidia
que sintió, y la excitación, de comerse el chile prohibido del esposo de la
hermana de su madre