La vecina me paga la tanda con una buena cabalgada bien sabrosa.
⇓ DESCARGAR VIDEO
La vecina me paga la tanda con una buena cabalgada bien sabrosa.

El marido de la vecina se la pasa de borracha en las
cantinas y la pobrecita hace de todo para sacar adelanta a sus chamacos. Una de
sus estrategias es meterse en tandas, pero pasó por una mala racha y no juntó
la lana para pagarme. No soy hermanita de la caridad, así que le propuse que si
no podía pagar con lana, me pagara en especie. Sin pensárselo dos veces, llamó
a un taxi para que se llevara a sus chamacos con la abuela y, apenas se
largaron los niños, me llevó a su cuarto donde me dio la mejor mamada de mi
vida, me la dejó bien babosa con una garganta profunda y se la clavó entera de
un sentón para cabalgarme.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed