Mi amiga me afloja las nalgas a cambio de las entradas para Mago de Oz.

2 minBeeg
Descripción

La verdad las morras rockeras me prenden un chingo, no sé,
tienen algo que me prende cabrón y me encanta mucho más cuando se maquillan un
chingo, son blanquitas y delgadas como la Paty, que ya tiene meses que le vengo
rogando que me de esas nalguitas deliciosas que se carga. Pero la vieja se hace
de rogar, que porque le gusta más comer papaya que chorizo (es bisexual la
putita). Afortunadamente la perra también es bien interesada, así que cuando se
enteró de que venían los de Mago de Oz en mayo y ella no tenía lana para entrar
al concierto, me dijo que si íbamos ella estaba dispuesta a dejarse bombear y
convertirse en mi perra con tal de ir allá, yo obviamente no dejé pasar esa
oportunidad.