Mi deliciosa ex se hace la borracha para ponerle los cuernos a su vato sin disque sentir culpa

4 min | Categorias: Borrachas
Descripción

Si hay algo de lo que nunca me va a poder acusar mi ex es de
haberla dejado insatisfecha sexualmente. No había día que yo llegara a verla y
que, por más madreado que estuviera por la chamba, no la hiciera vibrar y gemir
como perrita en celo mientras mi fierro desmadraba su cuevita húmeda y mojada
del placer de sentirme entre sus piernas. Pero parece ser que el vato por el
que me cambió, será muy licenciado y su puta madre pero nomás no sabe
complacerla como lo haría yo, porque nomás vernos la perra se puso caliente y
empezó a coquetear, empezó a tomar y hacerse la borracha para sentarse en mis
patas, ponerme bien tieso y hacer que la calentura me ganara y me la llevara a
un motel para revivir nuestros encuentros sexuales.