Mi mujer no se imagina que su prima le está comiendo el mandado mientras trabaja.

1 min 8 secXVIDEOS
Descripción

Desde que empezó su nueva chamba como enfermera en un
hospital al otro lado de la ciudad, ya casi no veo a mi vieja. Nos hemos
peleado por ello, porque además la casa estaba hecha un desmadre, así que para
compensarme decidió pagarle a una de sus primas putipobres para que hiciera el
quéhacer mientras ella no estaba. Pero el tiro le salió por la culata porque la
culoncita sabrosa afortunadamente no se limpió a limpiar la casa, sino que hace
un servicio completito y me da el placer que mi mujer ya no, a la hora que
quiero coger sólo le doy sus nalgaditas y ella en chinga lo deja todo para
empinarse a mamarme el pito mientras yo deslizo mi dedo a su culito apretado y
lo clavo para hacerla gemir de placer.