Se olvidó de la culpa por andar de putita infiel cuando le empecé a clavar la verga sin pasión.

5 minTube8
Descripción

Me encanta como las viejas se arman pedos mentales bien
culeros para cosas que son bien sencillas. La vieja esta andaba de hipócrita
diciendo “no mames, ¿cómo le voy a pintar el cuerno a mi no? Lo amo un chingo”
y toda la mamada, pero mientras tanto seguía dejando que le besara el cuello y
le apretara las tetas, haciéndola suspirar y mojarse mientras mis dedos se
colaban en sus calzones y apresaban su pepita, urgida de una buena cogida, y
dejándose llevar por la pasión. Incluso, cuando empecé a dejarle ir el camote
en su papaya jugosa, la vieja seguía mordiéndose los labios, diciendo de vez en
cuando “no, salte por favor, no soy puta, no soy puta”, pero su cuerpo,
mientras se corría, no podía negar que la pendeja se moría por ser mi puta.