Sometiendo a la putona de mi ex y dándole reata bien duro hasta dejarle bien exprimida la papaya para que vea el macho que dejó escapar la pendeja.

5:46 | Categorias: Maduras
Descripción

La perra insaciable de mi ex me dejó por un chavito varios años más chico que nosotros que disque porque yo no le metía más “picante” a nuestra vida sexual, que se aburría cogiendo. Pero el vato la dejó hace apenas un par de semanas, luego de robarle la chequera y sus tarjetas y la neta me estaba cagando de risa. Vino a verme llorando la pinche hipócrita, buscando consuelo o mejor dicho, quería más verga para poder calmar sus ansias de sexo. Conforme se fue poniendo borracha me fui calentando con la idea de al fin vengarme de ella, sometiéndola como la putita que es y sacudiéndole el chocho de tal manera que regresara de rodillas rogándome que volvamos, solamente para mandarla chingar a su madre… y funcionó.